Te veo ahí sentado con la mirada perdida en la mía por un par de segundos,

Tiempo suficiente para decirme con tus ojitos negros cuánto me odias por no poder tenerme contigo,

Tiempo suficiente para entender cuánto me quieres y te odias por no saber expresarlo a tiempo.

Te veo ahí sentado y mi mirada se pierde también en la tuya,

Te digo entonces que te amo y que tienes a mi corazón alocado,

Que de él ya eres dueño y difícilmente iras de ahi a otro lado.

Nos vemos y nos dedicamos versos sólo con nuestros ojos hablando.

Agradezco entonces el tiempo que pasé a tu lado,

El tiempo para mi no es sólo tiempo,

El tiempo para mi lleva encerrados un millón de momentos y aprendizajes que creemos ya olvidados,

Para mi el tiempo es oro y más aún si era a tu lado.

Michell Tique

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s